Archive for 22 junio 2009

Legionarios de Cristo. La “triple vida” de Marcial Maciel

22 junio 2009
Lic. José Bonilla

Como resultado de la convocatoria que con fecha 22 de mayo pasado publicamos en el presente Blog, en donde invitamos a nuestros amigos y lectores que tuvieran información importante que trasmitir a los visitadores de la Legión de Cristo enviados por el Vaticano, quiero compartir con ustedes alguna información que recibí y la cual me ha revelado datos inéditos y sorprendentes sobre la vida privada y familiar de Marcial Maciel.

Particular importancia reviste una información que nos envió un Sacerdote de la congregación de los Legionarios de Cristo, quien con valentía y confianza, atormentado por culpa y que se encuentra en una de las instalaciones de Europa, me envió datos detallados sobre la hija de Marcial Maciel. Su nombre es NORMA HILDA, actualmente vive en Madrid, España, donde al igual que su madre de mismo nombre, obtuvo un visado de residencia sin finalidad laboral, es originaria del Estado de Guerrero, México, tiene aproximadamente 23 años de edad, mantiene un nivel de vida desahogado ya que no trabaja, habita un piso de lujo en Madrid e igualmente cuenta con otro piso que renta en el mismo inmueble, que fueron adquiridos por Marcial Maciel con dinero de los benefactores de la congregación. Incluso asistió a algunos cursos en la Universidad Anahuac, en donde por supuesto conocían a la perfección su identidad.

Algunos otros datos como su dirección, números de teléfonos (casa y móvil), propiedades, estudios, colegios y demás los conservare por el momento en privado, ya que así me lo ha solicitado mi informante.

Particularmente llama la atención que la existencia de NORMA desde tiempo atrás es del conocimiento de Álvaro Corcuera, Luis Garza Medina y Jesús Quirce entre otros Legionarios de Cristo y laicos que encubrieron y protegieron al Fundador, a quien continúan llamando “Nuestro Padre”.

Asimismo, Marcial Maciel presento a su hija con el Papa Juan Pablo II, quien me aseguran tenía pleno conocimiento de que era su descendiente, ya que ella siempre al Fundador lo llamaba “papá”, además de que el Papa hablaba perfectamente el español. Evidentemente existen las fotografías que prueban lo anterior.

Considero importante resaltar que para que Marcial Maciel pudiera engañar a sus subalternos, autoridades civiles y eclesiásticas, benefactores y a los miembros de su congregación al vivir una doble y triple vida, se refugio en diversas identidades, convirtiéndose en un mago del disfraz.

Lo anterior fue corroborado por otro Sacerdote Legionario de Cristo que actualmente tiene su sede en Colombia, por lo que a ambos agradezco sus palabras de solidaridad y por confiar en mi persona al proporcionarme tal información sobre las relaciones familiares y personales de Marcial Maciel que no han dejado de sorprenderme, pues me dan una visión muy amplia de quien fue en realidad el “Fundador” y me provoca un impulso incontrolable de escribir un libro sobre el particular.

Con dichas revelaciones entendemos claramente el verdadero sentido de la declaración del Padre Scott Reilly, L.C., director territorial de Atlanta, Georgia al mencionar: Marcial Maciel “tuvo una amante, procreó con ella al menos un hijo y vivió una doble vida”.

Uno de los puntos que mas me atormenta sobre esta historia, se centra en el hecho de que si los benefactores de la Legión de Cristo hubiesen conocido estas verdades, ¿hubieran aportado recursos económicos?

Legionarios de Cristo. Acatarán resultado de auditoría papal

9 junio 2009
La Jornada
Lunes 8 de junio de 2009
*
Descartan desaparecer, pero estarán listos para lo que venga
Acatarán Legionarios de Cristo resultado de la auditoría papal
El hermetismo en el caso Maciel, una mala táctica, admite el vocero
Carolina Gómez Mena

La Legión de Cristo tiene entre sus fundamentos la “fidelidad absoluta al Papa”, por lo tanto lo que éste determine, con base en los resultados de la auditoría ordenada a las acciones de esta congregación, será acatado “al pie de la letra”, porque el máximo jerarca de la Iglesia católica “sabrá lo que es adecuado para la Legión”, afirmó Javier Bravo, director de Comunicación de la organización religiosa.

El vocero destacó que ante esta auscultación “no hay ánimo de esconder nada” y acotó que se encuentran preparados “para lo que venga, porque será para bien de la iglesia”.

No obstante, descartó que la Legión pueda desaparecer, cambiar de nombre o de imagen para relanzarse.

“Esto es la iglesia, no vendemos refrescos. Lo natural en una empresa es que si el director la hubiera regado, hay un tache y cambia de nombre, aquí no.”

Durante un encuentro de “acercamiento” con representantes de medios de comunicación, Osvaldo Moreno, director de relación con eclesiásticos, reiteró que los Legionarios de Cristo “no son una marca”, pero acotó que ahora la Legión también busca que se sepa lo positivo que desarrolla la congregación en bien de la sociedad.

En cuanto al hermetismo mantenido por la Legión de Cristo después de conocerse hace algunos meses que el fundador de la congregación, Marcial Maciel, tuvo una hija, y sobre las versiones difundidas desde hace varios años, sobre que había abusado de menores seminaristas, ambos reconocieron que esa actitud no fue una buena táctica.

“Los Legionarios de Cristo no hemos sabido comunicar correctamente, ahora queremos que la gente nos conozca y cada quien emita su juicio; también es bueno que se dé a conocer que los legionarios tienen un esquema de misiones, que desarrolla 78 programas en zonas marginadas, que entrega paquetes nutricionales a 500 mil niños, que hace campañas médicas a través de Helping Hand Medical”.

El vocero Javier Bravo apuntó que el “momento difícil” del caso Maciel también le ha dejado enseñanzas a la Legión.

Entre las lecciones aprendidas enlistó el hecho de que “se debe tener más apertura, de perfeccionar lo que se pueda perfeccionar y que debemos ser más eficientes en el carisma que Dios nos ha encomendado”.

Respecto a la auditoría ordenada por el Vaticano, denominada “visita apostólica” por la iglesia, el director de Comunicación de los Legionarios de Cristo descartó que pueda tratarse de una decisión intempestiva y que no respete ciertas normas. “Esperamos que no sea como lo de Michoacán”, bromeó.

El vocero también dejó en claro que el Vaticano realiza de forma “normal” algunas “visitas apostólicas” a instituciones y congregaciones alrededor del mundo, por lo que negó que la auditoría a la Legión sea un hecho extraordinario.

“Actualmente el Vaticano realiza una visita apostólica a todos los seminarios y órdenes de religiosas de Estados Unidos, y nadie se ha enterado. Los jesuitas también fueron sometidos a una con el papa Juan Pablo II; no es algo que se realice todos los días, pero sí es normal”.

¿Por qué mienten tanto los Legionarios de Cristo?

8 junio 2009

Nuestro querido amigo José Martínez de Velasco que es uno de los grandes especialistas y estudiosos a nivel mundial de los Legionarios de Cristo, publico en su Blog Trastevere, lo siguiente:

¿Por qué mienten tanto los Legionarios de Cristo?
Enviado el Junio 7th, 2009 por Trastevere

No aprenden. Nacieron con las mentiras y la triple vida de su fundador. Crecieron con ellas. Negaron realidades que se fueron convirtiendo en un secreto a voces. Condenó el Papa Benedicto XVI a su fundador. Ahora les investigan los “visitadores” nombrados por la Santa Sede. Admitieron la existencia de una hija de “mon pere” para intentar tapar el escándalo de pederastia de Marcial Maciel y fueron obligados por el Vaticano a hacerlo público. Siguen utilizando siempre que pueden la figura del Papa para intentar dotarse de credibilidad (último viaje del Papa a Tierra Santa con la bendición de la primera piedra de lo que será un hotel para peregrinos de los Legionarios de Cristo al lado del mar de Galilea), y siguen mintiendo descaradamente.

Si alguno piensa que les persigo, que no se equivoque, simplemente les vigilo en la esperanza -vana, ya lo se- de que los Legionarios de bien, los miembros del Regnum Christi de bien, que son muchos, que son la mayoría, digan “basta ya” y exijan que se abran las ventanas para que se purifique el aire de sus centros e instituciones.

Por lo visto hacen falta muchos Juan Pedro Oriol para que los Legionarios de Cristo sean de una vez una congregación transparente, honesta, limpia y de verdadero servicio a la Iglesia, y no a los de sus intereses personales, a veces espurios, que es lo que han sido y siguen siendo, por mucho que se afanen en decir lo contrario. Viven en la mentira, en el secreto y en la doble moral. ¡Ojala los visitadores pongan las cosas en su sitio de una vez!, sobre todo por las gentes de buena fe que siguen con ellos y que les apoyan. No se merecen esto.

Se preguntarán el por qué de este comentario. Se lo voy a contar. Los “visitadores” han iniciado ya su trabajo aunque los Legionarios sigan diciendo, a través de sus portavoces, que no tienen información de cuando empezará la investigación, y mientras tanto han iniciado una campaña de apertura hacia los medios informativos -eso dicen ellos- que yo califico de “lavado de imagen” ante la que está cayendo.

Después de tantos años de secreto, de huir de la prensa (el fundador Marcial Maciel era especialista, siempre rodeado de guardaespaldas para que nadie se le acercase y mucho menos los periodistas), de negar sistemáticamente los escándalos de todo tipo de su fundador, de vilipendiar a los que informaron sobre lo que hoy ya no puede sostenerse, de querellarse contra los primeros que denunciaron los casos de pederastia, de amenazar y amedrantar con abogados a los que colgaron sus Constituciones en Internet, ahora vienen con que la Legión “es más que Maciel”.

P. Corcuera y “voceros” de la Legión, no sigan ustedes por el mismo camino, reconozcan de una vez, en vez de amenazarles, que hay víctimas que no han sido indemnizadas y a las que no se ha pedido perdón; reconozcan de una vez y llévenlos ante los tribunales a los que taparon y ayudaron a Maciel, cuando no participaron en ellas, en sus tropelías y abusos, porque aparte de la terrible afrenta a los menores cometieron un delito.

Informaciones con declaraciones como la que facilito a continuación, siguen sonando a falsas, hipócritas y a lavado de cara mientras no sean veraces, se disculpen con las víctimas por los abusos y por todos estos años de acusarles de mentir y de querer hacer daño a la Legión, y mientras que los “compinches” de Maciel no estén expulsados de la Legión y ante los tribunales de Justicia (A Maciel desgraciadamente ya no se le puede juzgar en la tierra).

Les adjunto íntegra la noticia de la Verdad de México, citando a La Jornada, y publicada con fecha 5 de junio:

Admiten legionarios imagen afectada por revelaciones sobre Marcial Maciel

El padre Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo llevaba una doble vida.

http://www.la-verdad.com.mx/principal/index.php?option=com_content&task=view&id=13435&Itemid=168

LA JORNADA

MÉXICO, DF., 5 DE JUNIO / La salida a la luz de los abusos que cometió en contra de menores el padre Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo y la revelación de la doble vida que llevaba no han hecho mella en la labor que esta congregación desarrolla ni tampoco han sido detonantes de deserciones de sus laicos, seminaristas y sacerdotes, aunque sí estos pormenores afectaron el prestigio internacional que poseía esta agrupación religiosa, admitieron los voceros de esta congregación, Javier Bravo y Osvaldo Moreno, quienes señalaron que conocer estos aspectos de la vida de Maciel provocó en muchos de los integrantes de la Legión “shock y dolor”.

En conferencia de prensa expusieron que lejos de herir de muerte a la congregación el escándalo que originaron estas revelaciones, la han fortalecido. “Lo que no te mata te hace mejor”, refirió Bravo, director de comunicación de la Legión, quien reconoció que entre la sociedad estas noticias generaron que la imagen del sacerdote legionario sea ligada a la pederastia y a la traición al celibato. No obstante esto remarcó que la fidelidad de sus seguidores e integrantes sigue intacta.

Remarcó que la razón de esto es que la inspiración es Cristo, no Maciel. “El carisma de los legionarios viene del modelo de imitación de Cristo, el padre Maciel con su naturaleza y realidad, con muchos aciertos, pero también con sus fallas, fue sólo un instrumento, pero en la congregación no se sigue al padre Maciel, sino el modelo de Cristo. Los sacerdotes que se ordenan no quieren ser como el padre Maciel, ellos están siguiendo a Cristo”, aseguró.

Bravo hizo hincapié en que los hechos hablan por sí solos. En tal sentido subrayó que la Legión es una de las dos congregaciones con mayor crecimiento a nivel mundial. “Las congregaciones que están creciendo son la de Las Hermanas de la Caridad, de la madre Teresa de Calcuta, que ya rebasan las 5 mil vocaciones y la Legión; en este año en los seminarios legionarios hay cerca de mil 500 candidatos a sacerdote, históricamente es la cantidad más alta que hemos tenido; a fin de año en Roma se ordenarán 60 sacerdotes y serán cerca de 860 en el mundo, en México hay 90 legionarios”.

En cuanto a deserciones sacerdotales y de seminaristas, puntualizó que en las primeras “estas son muy bajas”, pero no citó números. En relación a los seminaristas que abandonan la formación oscilan entre “1 a 3 al año”. Apuntó que tampoco ha habido afectación en las matrículas de los colegios legionarios ni de las universidades. En el caso de las escuelas aseguró que los aspirantes han crecido en un “8 por ciento”, lo cual echaría por tierra los dichos de que hubo una estampida de estos recintos luego de conocerse los “errores” de Maciel. “Algunos piensan que iba a haber colas de papás en seminarios y colegios recogiendo a sus niños, pero no”.

Tras indicar que la Legión, por indicaciones de su director general, Álvaro Corcuera, ahora, mediante su oficina de comunicación está en un “afán de apertura” con los medios a los cuales dará información sobre la obra que realiza a favor de los más pobres, por ejemplo mediante los colegios gratuitos Mano Amiga, Bravo descartó que esta estrategia de acercamiento busque lavarle la cara a la Legión, porque ésta es “más que Maciel”. En cuanto a la auditoría ordenada por el Papa en marzo pasado, ambos aseguraron que no hay ninguna notificación oficial de cuándo comenzará.

Hay más noticias similares publicadas por otros medios en México. De momento dos apostillas: las deserciones son muchas y la situación en los centros Legionarios es de inmensa preocupación y de tensión; ha comenzado un desfile de sacerdotes legionarios que se dirigen a los obispados respectivos pidiendo incardinarse en la diócesis, según datos que se conocen en Roma y que me han facilitado fuentes de esas mismas diócesis.

Aborto y pedofilia

4 junio 2009

Con fecha 03 de junio del año en curso el periódico La Jornada publicó la opinión siguiente: 

Aborto y pedofilia
Arnoldo Kraus

¿Tienen “algo” en común el aborto y la pedofilia? No y sí. No en la realidad. Sí en el lenguaje de los ministros del Papa. El no retrata la vida. El sí es parte de un discurso eclesiástico dogmático. El no distingue dos situaciones distintas. El sí intenta ligar dos problemas que nada tienen en común. El no apela a la razón. El sí a la fe. El no lo escuchan creyentes (en Dios) y no creyentes (en Dios). El sí resume gran parte de la filosofía de las religiones: la fe no requiere de la razón. El embrollo de las religiones actuales es el tiempo y la contumacia de los ministros que ignoran que Dios ha cambiado, que el Dios original no puede ver con buenos ojos lo que sucede en el mundo. Entre el siglo XXI y el advenimiento de los dioses y de las religiones ha pasado mucho tiempo.

El cardenal Antonio Cañizares, quien ocupa un ministerio en la curia del Vaticano, afirmó, cuando reflexionaba acerca de los abusos sexuales y sevicias a menores cometidos en internados católicos en Irlanda entre 1950 y 1980, que “no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios, con los millones de vidas destruidas por el aborto”. Lo grave de la afirmación de Cañizares es que no sólo es su opinión: su voz y su postura es la del Vaticano y de la Iglesia católica que avala esos razonamientos. De no ser así, algo, además de unas pocas palabras, hubiese ya sucedido contra los abusos perpetrados por algunos miembros del clero católico.

Tras los escándalos y la pena católica por lo sucedido en las manos y en los genitales de religiosos en Estados Unidos, México, Francia, Inglaterra y Australia llega Irlanda. Salvo por la nacionalidad y la religión de los obispos la historia es la misma: abusos impensables contra menores, falta de acción contra los abusadores y ocultamiento de los nombres de los responsables. La complicidad de la jerarquía católica es alarmante. No denunciar y no castigar es sinónimo de aceptación y, ¿por qué no?, al aceptar los hechos se permite que los abusos continúen y, en algunos casos, ¿por qué no?, que se estimulen esos latrocinios. El secretismo de la Iglesia habla de cerrazón, de vergüenza y de conveniencia. La doble moral corre por los pasillos del Vaticano. Ocultan los nombres de sus abusadores y no los condenan. Alaban al siniestro Berlusconi cuando éste apoya al prelado en contra de la decisión médica de permitir que Eluana Englaro muera. En el diccionario del Vaticano la palabra contradicción no existe.

Hace pocos días, la representante para Europa de Catholics for Choice, Elfriede Harth, aseguró que “los obispos sólo protestan por asuntos de la zona pélvica, no por guerras ni por vulneraciones de derechos humanos”, a lo que se deben agregar disparates como la postura de Cañizares. La misma funcionaria de Católicas por el Derecho a Decidir nos recuerda lo que los librepensadores repiten cuando se trata del aborto y cuando se habla de que dentro de la Iglesia han existido otras iglesias. San Agustín afirmaba, por ejemplo, que “el aborto no debe considerarse homicidio porque en los primeros meses no se ha instalado el alma en el cuerpo”, mientras que Santo Tomás “aceptaba que el aborto podría llevarse a cabo hasta los 40 días de gestación si se trataba de un varón y hasta los 90 si era niña, ya que sólo a partir de esas fechas era cuando realmente se había formado el ser humano”.

El argumento del cardenal Cañizares es abominable. Los fetos y los embriones tienen valor y derecho a la vida. Las vidas lastimadas, y en ocasiones destruidas, de los niños abusados y violados que acudían y acuden –el caso mexicano del pederasta Marcial Maciel es muy fresco– a escuelas católicas y que se convirtieron en víctimas de la curia valen menos que las de los embriones. Es también abominable porque la Iglesia financia campañas antiaborto pero no indemniza a las víctimas de sus miembros. ¿Cuándo la verdad?