Reflexiones sobre la pederastia con la Ministra Olga Sánchez Cordero

 

En una entrevista informal que sostuvimos con la Señora Ministra Olga Sánchez Cordero de García Villegas, irremediablemente tratamos la gravedad de los problemas de pederastia que se están presentando en el País.

 

Dada la importancia de este tema, considero conveniente compartir las conclusiones con todos los interesados y preocupados por este fenómeno delictivo que tanto daña a nuestros hij@s.

 

La Sra. Ministro Sánchez Cordero fue enfática en mencionar que el combate a este problema no debe quedar única y exclusivamente en manos de las autoridades sino que también como sociedad debemos de organizarnos para presentar un frente a esta clase de delincuencia. Por ello elogio el trabajo de nuestra Fundación de la Mano con la Justicia.

 

Se comento que dado que los delitos sexuales son principalmente de competencia local, corresponde a las Procuradurías de Justicia y Tribunales Superiores de Justicia de las diversas Entidades Federativas y del Distrito Federal, conocer la investigación y tramitación de  estos procesos, siendo que es en estas instituciones en donde se les otorga la libertad a los acusados, ya sea a nivel de la averiguación previa o en el proceso penal ante los Jueces de Primera Instancia o en las Salas Superiores en apelación, por lo que el Poder Judicial de la Federación, solo llega a conocer de aquellos casos en donde el acusado recibe alguna condena y la defensa considera conveniente promover el Juicio de Amparo correspondiente, es decir los menos ya que son excepciones.

 

Se comenta que de cada cien agresores sexuales, solo dos llegan a estar enfrente de un Juez para responder sobre el delito cometido.

 

Lo anterior explica el porque cuando solicitamos que la Primera Sala de la H. Suprema Corte de Justicia de la Nación hiciera uso de su facultad de atracción para conocer de los amparos en revisión 645/2008, 646/2008 y 649/2008, la propia Corte en el Boletín de Prensa de fecha 21 de mayo de 2008 manifestó: “que no existe antecedente de este tipo de asuntos en los cuales se hayan tomado en consideración las normatividades nacionales e internacionales sobre el derecho de las víctimas menores de edad.

 

Ello, en virtud de que en el caso existe un ámbito jurídico especial que vincularía a las autoridades jurisdiccionales a la tutela especial de los derechos de la víctima por ser menor de edad, independientemente de que el quejoso no lo sea.

 

Por lo mismo, en el presente caso concurran elementos de valoración jurídica extraordinarios y excepcionales, que justifican la importancia y trascendencia para atraer los amparos en revisión.”

 

Lo anteriormente expuesto nos lleva irremediablemente a preguntarnos: ¿Cuál sería una posible solución?  Tal vez federalizar los delitos que atacan el libre desarrollo de la personalidad y la libertad psicosexual de los menores.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: