Marcial Maciel y la verdad

El pasado doce de febrero de dos mil ocho, en los periódicos “Reforma” y en “La Jornada”, se publicó el desplegado siguiente:

 

¿Hasta cuándo dejará El Vaticano de encubrir los crímenes de abuso sexual que cometió Marcial Maciel?

…la Iglesia tiene ya que limpiarse de muchas cosas igual que nosotros tenemos que hacer nuestra labor de limpiar nuestras vidas…

 

(Señora Flora Garza Barragán entrevistada por Carmen Aristegui MVS Noticias, 5 de febrero de 2009)

 

 

Ante el inusitado reconocimiento público por parte de los Legionarios de Cristo, de que su fundador Marcial Maciel vivió una “doble vida”, eufemismo para decir que abusó sexualmente y embarazó a una adolescente de 15 años, queremos compartir las siguientes reflexiones:

 

1) Este hecho constituye un cambio cualitativo, aunque a todas luces insuficiente, en la actitud que la Legión de Cristo ha mantenido ante los actos de su fundador al aceptar que tuvo una conducta “impropia”, calificativo que está lejos de definir un acto que la ley civil considera como criminal.

 

2) Por lo mismo, se ignora nuevamente el injustificable sufrimiento causado a un sinnúmero de niños y de adolescentes que fueron abusados sexualmente por el fundador de los Legionarios de Cristo, que confiaban plenamente en quien ellos veían como el representante de Dios.  

 

3) La “doble vida” del fundador de los Legionarios de Cristo, no hubiera sido posible sin la específica colaboración y complicidad de miembros connotados de la Legión y de las autoridades vaticanas que la conocían y que la protegieron a ciencia y conciencia. De otra manera no se entiende la aparente sorpresa de aquellos que lo arroparon, como si de pronto la conducta “impropia” apareciera de la nada. La “doble vida” tuvo y tiene efectos específicos en la institución legionaria y más allá de ésta en la manera de compartimentar la vida de la organización, que está en consonancia con la política vaticana para este tipo de casos.

 

4) Amplios sectores de la sociedad se han sumado a la exigencia de justicia de las víctimas de Marcial Maciel. Hoy reiteramos esta exigencia en un momento en el que es inadmisible el fuero eclesiástico, en el que ninguna institución puede ser eximida de la rendición de cuentas ante la ley.

 

5) Ante las recientes revelaciones sobre la “doble vida” de Marcial Maciel, exigimos a la orden de los Legionarios de Cristo y a las autoridades eclesiásticas que se deslinden públicamente de lo que hasta ahora ha parecido un encubrimiento cómplice y demuestren su vocación de seguir el Evangelio y su compromiso con la justicia, al ofrecer:

·        Un pronunciamiento público oficial donde se finquen responsabilidades de los delitos canónicos y civiles cometidos por Marcial Maciel

·         Una petición de perdón por el inconmensurable daño causado a las víctimas de abuso sexual

·         Un llamado al Papa para que exija la revisión del proceso que se llevó a cabo en contra de Maciel y que reivindique la honorabilidad y la fama de todos aquellos que fueron llamados a presentar su declaración bajo juramento de excomunión por haberlo hecho de buena fe y diciendo la verdad

·         El esclarecimiento de estos delitos y la reparación de los daños por respeto a las víctimas y a todo el pueblo católico

·         Un profundo cambio institucional para evitar que en el futuro niños y niñas inocentes sean víctimas del abuso sexual de los sacerdotes, bajo el amparo, la protección y el encubrimiento de la Iglesia

Finalmente, llamamos a la feligresía católica y a todas las personas de buena fe a que se unan a este reclamo y no permitan más la impunidad en el seno de nuestra Iglesia, la cual suele poner la preservación de su imagen, por encima del respeto a los derechos humanos de sus fieles y de las leyes civiles a las que todo ciudadano debe estar sujeto.

Firmas: Alberto Athié; Arturo Díaz Betancourt; Carlos Fazio; Católicas por el Derecho a Decidir; Frente por la Cultura Laica; Fundación de la Mano con la Justicia; Leticia Valdés; Jesús Romero; José Bonilla; Malú Micher Camarena; Observatorio Eclesial; Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes; SNAP México; Red Democracia y Sexualidad, DEMYSEX; Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir; Red por los Derechos de la Infancia en México; Roberto Blancarte.

 

Responsable de la publicación: Aidé García Hernández

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: